1. Inicio
  2. Teatro y películas
  3. Teatro mexicano breve del siglo XIX

Medios de pago

    Teatro mexicano breve del siglo XIX

    Editorial: Grupo Planeta - México

    Idioma: Español

    ISBN: 9786070723292

    Formatos: ePub (con DRM de Adobe)

    Compatibles con: Windows, Mac, iOS, Android & eReaders

    Medios de pago

      Medios de pago

        Teatro mexicano breve del siglo XIX

        Editorial: Grupo Planeta - México

        Idioma: Español

        ISBN: 9786070723292

        Formatos: ePub (con DRM de Adobe)

        Compatibles con: Windows, Mac, iOS, Android & eReaders

        Medios de pago
          Sinopsis
          El teatro representó durante el siglo XIX en México, como en muchos otros países, algo más que un entretenimiento de evasión: era realmente el centro de las actividades de convivencia social de diversas clases, el lugar desde donde muchos intelectuales querían formar a sus espectadores para volverlos ciudadanos, escuela de costumbres, tribuna de ideologías, catalizador de fantasías y crisol para la forja de nuevos sueños y realidades. Si en cierta época se menospreciaba al repertorio mexicano decimonónico por tacharlo de evasivo y ajeno a los grandes temas de su momento, hoy nos damos cuenta de que los dramaturgos de entonces se valieron de estas supuestas evasiones para disfrazar sus críticas y ataques contra situaciones y personajes contemporáneos, aunque se vieran en escena situaciones y personajes medievales, prehispánicos o virreinales. Las piezas breves que conforman este volumen tienen su valor intrínseco que amerita mantenerlas en escena incluso hoy en día, así como en su tiempo tuvieron su oportunidad como parte de los variopintos números de los largos programas ofrecidos en cada función teatral. En Temporal y eterno, Vicente Riva Palacio y Juan A. Mateos exponen, mediante un divertido enredo entre un joven seminarista y tres alegres hermanas, la hipocresía de muchos falsos devotos, adaptando con éxito el tema del Tartufo de Molière a la realidad mexicana de la Reforma. Por su parte, José Peón Contreras demuestra en Gil González de Ávila su maestría en la construcción dramática, que le valió mantenerse en el gusto del público durante dos décadas, además del manejo de los valores habituales del honor y la fatalidad que afrontan los héroes románticos en vertiginosas acciones de capa y espada. Viniendo de picos pardos es un juguete muy ameno de Manuel José Othón, más recordado como uno de los grandes poetas mexicanos del siglo XIX, pero que también cosechó triunfos en la escena; este monólogo se basa en la gracia que genera un joven recién casado para que su esposa lo perdone después de una noche de juerga. El fandango de los muertos, de Constancio S. Suárez, hace honor a las formas del teatro y la cultura más populares, al exponer la prolongación de los pleitos familiares hasta el panteón, adonde un recién fallecido se vuelve a reunir con su suegra. Inmerso en la iconografía creada por José Guadalupe Posada en un ambiente que evoca el Día de Muertos, este sainete cierra el siglo XIX y redondea los méritos del repertorio de su dramaturgia breve, los cuales justifican sin duda la presente antología.
          Acerca de Juan Antonio Mateos

          Juan Antonio Mateos Lozada nació en la ciudad de México el 24 de junio de 1831. Hizo estudios primarios allí y después ingresó en el Instituto de Toluca, en 1847. Allí entabló una estrecha amistad con Ignacio Manuel Altamirano, con quien escribió un periódico satírico, de corte liberal, llamado Los Papachos, en el cual atacaban a los conservadores del Instituto.Esta publicación provocó que fueran expulsados del colegio en el mes de julio de 1852.Juan Antonio Mateos fue uno de los escritores más populares de México durante la segunda mitad del siglo XIX. Escribió en periódicos y revistas y publicó también novelas y obras teatrales.Murió el 29 de diciembre de 1913 en la ciudad de México.

          Acerca de José Peón y Contreras

          José Peón Contreras (Mérida, Yucatán, 12 de enero de 1843-Ciudad de México, 18 de febrero de 1907).Desde joven mostró su talento literario. Estudió medicina en su ciudad natal, y obtuvo el título de médico en 1862. Trabajó como tal en Mérida, Veracruz y Orizaba, y después se estableció en la Ciudad de México. En 1865 se casó con Leonor del Valle. Obtuvo por oposición, la dirección del Hospital de Dementes de San Hipólito y la Cátedra de Enfermedades Mentales.En 1896 ocupó la silla número IX de la Academia Mexicana de la Lengua. Ese mismo año viajó a Europa. Regresó a México a causa de una trombosis cerebral que lo dejó paralítico. Murió en Mexico el 18 de febrero de 1907.

          Acerca de Vicente Riva Palacio

          Vicente Riva Palacio(1832-1896), conocido como el General Riva Palacio, fue un poeta, novelista, dramaturgo, magistrado, militar y diplomático. Nació el 16 de octubre de 1832 en la Ciudad de México en una familia de vieja estirpe liberal. Su abuelo fue el héroe insurgente Vicente Guerrero. Desde muy joven se enlistó en el ejército y formó parte de la armada contra la Invasión Norteamericana. Se recibió de abogado en 1854 por el Colegio San Gregorio y a lo largo de toda su vida ocupó varios cargos públicos: fue diputado en dos ocasiones, presidente de la Suprema Corte de Justicia, gobernador del Estado de Guerrero y del Estado de México, así como Ministro Plenipotenciario de México en España, su última función diplomática. Como escritor y periodista, fue muy apreciado y leído en su época. Sus colaboraciones vieron la luz en, por lo menos, 35 diarios mexicanos y 9 españoles. Como novelista, publicó por entregas siete novelas históricas. Como dramaturgoescribió a la limón con Juan A. Mateos alrededor de 50 comedias. Fue un periodista de corte satírico que fundó varios diarios, entre los que destacan El Pito Real y El Monarca. En cuanto a su prosa periodista, en vida sólo reunió un libro, Los Ceros. Galería de contemporáneas (1882). Su único volumen de relatos, que bautizó como Cuento del General(1896), fue publicado en España el mismo mes de su muerte. Con esta obra, Riva Palacio se convirtió en uno de los narradores más representativos del cuento moderno en México. Editora: Diana Geraldo es doctora en Literatura Hispánica por El Colegio de México e Investigadora en el Seminario de Edición Crítica de Textos, en el Instituto de Investigaciones Filológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México. Trabajó durante dos años como Investigadora de proyecto en El Colegio de México, en donde fungió como editora y coordinadora de la Bibliografía crítica de la Nueva Revista de Filología Hispánica. Se ha especializado en edición crítica de autores decimonónicos, entre ellos Vicente Riva Palacio. Particularmente se ha dedicado al rescate y análisis de la novela histórica mexicana y al cuento fantástico del siglo XIX.

          ×

          Dispositivos de lectura compatibles

          Descarga gratis la aplicación de lectura necesaria para PC o dispositivos móviles.
          Verifica si tu eReader es compatible con Bajalibros