1. Inicio
  2. Novela contemporánea
  3. Mystery Cases For Christmas – Test your Power of Deduction During the Holidays

Sinopsis
Who doesn't like a dose of mystery in a festive season? And who would ever say no to the master story tellers when they have these tingling Christmas mysteries for you:The Adventure of the Blue Carbuncle (Arthur Conan Doyle)The Black Bag Left on a Door-Step (Catherine L. Pirkis)A Policeman's Business (Edgar Wallace)The Flying Stars (G. K. Chesterton)Percival Bland's Proxy (R. Austin Freeman)A Christmas Capture (Fred M. White)McAllister's Christmas (Arthur Cheney Train)The Mystery of Room Five (Fred White)Stuffing (Edgar Wallace)Mr Wray's Cash Box or, the Mask and the Mystery (Wilkie Collins)The Adventure of the Second Swag (Robert Barr)An Exciting Christmas Eve or, My Lecture on Dynamite (Arthur Conan Doyle)A Chaparral Christmas Gift (O. Henry)A Christmas Tragedy (Emmuska Orczy)Mustapha (Sabine Baring-Gould)The Thieves Who Couldn't Stop Sneezing (Thomas Hardy)Joseph: A Story (Katherine Rickford)The Grave by the Handpost (Thomas Hardy)
Acerca de Arthur Conan Doyle

Sir Arthur Conan Doyle (UK 1859-1930) Escritor  y médico nacido en Escocia, principalmente conocido por haber creado al famosísimo personaje Sherlock Holmes, el detective más conocido de todos los tiempos, versionado para TV y cine de forma cíclica. Otra gran serie de novelas confeccionadas por Doyle fueron las protagonizadas por el profesor Challenger (El Mundo Perdido), también trasladadas a la  ficción audiovisual.

Acerca de G. K. Chesterton

G. K. Chesterton, fue un escritor y periodista británico de inicios del siglo XX. Cultivó, entre otros géneros, el ensayo, la narración, la biografía, la lírica, el periodismo y el libro de viajes.Se han referido a él como el príncipe de las paradojas

Acerca de Wilkie Collins

Wilkie Collins, hijo del paisajista William Collins, nació en Londres en 1824. Fue aprendiz en una compañía de comercio de té, estudió Derecho, hizo sus pinitos como pintor y actor, y antes de conocer a Charles Dickens en 1851, había publicado ya una biografía de su padre, Memoirs of the Life of William Collins, Esq., R. A. (1848), una novela histórica, Antonina (1850), y un libro de viajes, Rambles Beyond Railways (1851). Pero el encuentro con Dickens fue decisivo para la trayectoria literaria de ambos. Basil (ALBA CLÁSICA núm. VI; ALBA MÍNUS núm.) inició en 1852 una serie de novelas sensacionales, llenas de misterio y violencia pero siempre dentro de un entorno de clase media, que, con su técnica brillante y su compleja estructura, sentaron las bases del moderno relato detectivesco y obtuvieron en seguida una gran repercusión: La dama de blanco (1860), Armadale (1862) o La Piedra Lunar (1868) fueron tan aplaudidas como imitadas. Sin nombre (1862; ALBA CLÁSICA núm. XVII; ALBA CLÁSICA MAIOR núm. XI) y Marido y mujer (1870; ALBA CLÁSICA MAIOR núm. XVI; ALBA MÍNUS núm.), también de este período, están escritas sin embargo con otras pautas, y sus heroínas son mujeres dramáticamente condicionadas por una arbitraria, aunque real, situación legal. En la década de 1870, Collins ensayó temas y formas nuevos: La pobre señorita Finch (1871-1872; ALBA CLÁSICA núm. XXVI; ALBA MÍNUS núm 5.) es un buen ejemplo de esta época. El novelista murió en Londres en 1889, después de una larga carrera de éxitos.

Acerca de Thomas Hardy

Thomas Hardy nació en 1840 en Higher Bockhampton (Dorset), hijo de un maestro de obras. Fue aprendiz y discípulo de un arquitecto en Dorchester y posteriormente delineante en Londres, en pleno fervor del estilo neogótico. En 1872, animado por George Meredith tras haber conseguido publicar tres novelas, abandonó la arquitectura para dedicarse a escribir. Under the Greenwood Tree había iniciado ese mismo año el ciclo de novelas de Essex, nombre del antiguo reino sajón que había comprendido las actuales regiones de Dorset y Wiltshire; a este ciclo pertenecen, entre otras, Lejos del mundanal ruido (1874; Alba Clásica Maior núm. XV), The Return of the Native (1878), El alcalde de Casterbridge (1886) y Tess of the D’Urbevilles (1891), además de Jude el oscuro (1895; Alba Clásica núm. XI), cuya escandalosa acogida le curó para siempre, según sus propias palabras, de todo interés por seguir escribiendo novelas. Su arte se concentró entonces en la poesía, en una serie de volúmenes publicados en su mayor parte después de 1898. Fue autor también de un gran drama épico, The Dynasts (1904-1908). Hardy murió en Dorchester en 1928.

Acerca de O. Henry

O. Henry (Greensboro, 1862 - Nueva York, 1910). Seudónimo de William Sidney Porter. Narrador estadounidense, muy popular por sus relatos humorísticos y de finales sorprendentes, al que junto a E. A. Poe, B. Harte y M. Twain se considera fundador de la proverbial short story norteamericana.Como si se tratase de una de sus historias, en 1896 recibió una citación para presentarse ante un tribunal por el hurto de una pequeña suma de un banco de Austin en el que había estado empleado. Huyó y a su vuelta estuvo tres años en prisión.En 1902 se traslada a Nueva York, donde escribirá algunos de sus mejores libros de relatos, como The Four Million, cuyos cuentos están recogidos en el libro que ahora publicamos. Describe a la gente común y corriente de Nueva York a través de la ironía, la burla y el realismo que lo hizo famoso, además del afortunado uso del lenguaje popular.

Acerca de Edgar Wallace

Autor del guión original de King-Kong. Con la aparición de la novela Los cuatro hombres justos dio inicio al moderno género del thriller. Escribió artículos, poesía, crítica teatral, novela, cuentos, cine y teatro. Hijo ilegítimo de un actor, fue bautizado como Edgar Wallace porque su madre usó el personaje ficticio de Walter Wallace para que figurase como padre. Polifacético y viajero, estuvo en contacto con el mundo del crimen de diferentes países: Sudafrica, Marruecos, el Congo,España, Inglaterra… De manera natural se acercó al mundo de la mafia: invitaba a comer a ex-presidiarios, estuvo asociado durante meses con ‘Ringer’ Barrie—un estafador del mundo de las carreras de caballos—y llegó a practicar la estafa por correo con el objetivo de estudiar sus técnicas, plasmadas en el artículo “Yo pude haber sido un delincuente con éxito”. También estuvo encargado de la seguridad del Palacio de Buckingham durante la Primera guerra mundial.

Acerca de Sabine Baring-Gould

Sabine Baring-Gould (1834-1924), a scholar, Reverend, and author, produced more than 1,240 publications during his lifetime! He is perhaps best known as a hymn writer (he wrote the hymns "Onward, Christian Soldiers" and "Now the Day is Over," among many others), but he definitely considered his crowning achievement to be his collections of folk songs from the townspeople of Cornwall and Devon. His studies of folklore and folk music actually lead to the creation of The Book of Were-Wolves (1865), the book where "The Werewolf of the North" was originally published. The Book of Were-Wolves remains an important study of lycanthropy even today.

Acerca de R. Austin Freeman

Deemed 'the father of the scientific detective story', Richard Austin Freeman enjoyed a prolific career that saw him gain qualifications as pharmacist and surgeon, pull off a diplomatic coup along the Gold Coast, work for Holloway Prison and then become a formidable writer of fiction. He was born in London, the son of a tailor who went on to train as a pharmacist. After graduating as a surgeon at the Middlesex Hospital Medical College, Freeman taught for a while and then joined the colonial service, offering his skills as an assistant surgeon along the Gold Coast of Africa. He became embroiled in a diplomatic mission when a British expeditionary party was sent to investigate the activities of the French. Through his tact and formidable intelligence, a massacre was narrowly avoided. His future was therefore assured in the colonial service. However, after becoming ill with black-water fever, Freeman was sent back to England to recover and finding his finances precarious, embarked on a career as acting physician in Holloway Prison. In desperation, he also turned to writing where he went on to dominate the world of British detective fiction, taking pride in testing different criminal techniques. So keen was he, part of one of his best novels was written in a bomb shelter. For the first twenty-five years of his writing career, Freeman was to dominate and remain unrivalled in the world of detective fiction, introducing the well-loved and highly memorable 'Dr Thorndyke'. The continued success of this character has affirmed Richard Austin Freeman's place amongst the finest of crime writers.

×

Dispositivos de lectura compatibles

Descarga gratis la aplicación de lectura necesaria para PC o dispositivos móviles.
Verifica si tu eReader es compatible con Bajalibros