1. Inicio
  2. Ficción
  3. El precio era alto

$10.99

Medios de pago

    El precio era alto

    Editorial: Eterna Cadencia

    Idioma: Español

    ISBN: 9789877120035

    Formatos: ePub (con DRM de Adobe)

    $10.99

    Medios de pago
      Sinopsis
      Este volumen reúne diecinueve cuentos que Fitzgerald escribió para periódicos y revistas entre los años 20 y 40, como parte de un proyecto que le permitiera solventar económicamente su literatura. Relegados durante años por su origen mercantil, los relatos de El precio era alto son, sin embargo, una muestra exquisita y fresca de un estilo y una elegancia que se mantuvieron intactos. Una mirada peculiar y a la vez sombría de la época del jazz y los años posteriores a la Primera Guerra Mundial, que desconfía de ese clima de fiesta y generosidad económica y puede presentir la estrepitosa crisis del 29. Una oportunidad inédita para entrar o regresar al mundo de uno de los mejores escritores del siglo XX; un mundo donde el amor joven, el éxito y el placer, la vida universitaria, la guerra, la locura de los años veinte conviven con el fracaso y la muerte, los efectos de la Gran Depresión, el ascenso social dudoso, el derrumbe y las bellas muchachas.
      Acerca de Francis Scott Fitzgerald

      Francis Scott Fitzgerald (1896, St. Paul, Minnesota-1940, Hollywood, California) creó uno de los mitos de la literatura del siglo XX, el gran Gatsby, y contribuyó de un modo fundamental a la invención de su época. Su primera novela, A este lado del paraíso (1920), narró la educación sentimental de su generación, y sus cuentos inventaron la Edad del Jazz y configuraron las emociones y la imaginería de los años veinte. Hermosos y malditos (1922) adivinó el fin de la fiesta inagotable (la mayor orgía de la historia, según el propio Fitzgerald) y lo preparó para escribir El gran Gatsby (1925). Pasó por Hollywood, a la busca de dinero en el nuevo paraíso cinematográfico, y fracasó. La Depresión económica de 1929 la vivió como depresión y quiebra personal: Suave es la noche (1934), su cuarta novela, volvió a demostrar la extraordinaria capacidad de Fitzgerald para sentir y contar la compenetración indisoluble entre los grandes hechos históricos y la historia íntima de los individuos. En diciembre de 1933 su mujer, Zelda Sayre, había sido internada en una clínica psiquiá­trica. En 1937 Fitzgerald volvió a Hollywood como guionista. Su nombre sólo aparecería en los créditos de una película sonora: Tres camaradas, y por bebedor fue despedido de su último trabajo en Holly­wood, donde murió de un ataque al corazón. Su novela final, inacabada, El último magnate, hablaba de la desilusión de Hollywood. T. S. Eliot había juzgado así El gran Gatsby: Me parece el primer paso que da la ficción americana desde Henry James.

      No te pierdas las últimas novedades

      ×

      Dispositivos de lectura compatibles

      Descarga gratis la aplicación de lectura necesaria para PC o dispositivos móviles.
      Verifica si tu eReader es compatible con Bajalibros