1. Inicio
  2. Textos Educativos
  3. Fuera de juego

Fuera de juego Cristian Venegas

Fuera de juego

Medios de pago

    Fuera de juego

    Editorial: Editorial Forja

    Idioma: Español

    ISBN: 9789563382297

    Formatos: ePub (con DRM de Adobe)

    Compatibles con: Windows, Mac, iOS, Android & eReaders

    Medios de pago
      Fuera de juego Cristian Venegas

      Fuera de juego

      Medios de pago

        Fuera de juego

        Editorial: Editorial Forja

        Idioma: Español

        ISBN: 9789563382297

        Formatos: ePub (con DRM de Adobe)

        Compatibles con: Windows, Mac, iOS, Android & eReaders

        Medios de pago
          Sinopsis
          Fuera de juego es un libro pleno de anécdotas del mundo del fútbol, en sus páginas encontramos partes de la intrahistoria del balompié nacional. Bien documentado, no exento de humor y afecto, su autor va narrando episodios que nos permiten conocer el lado más íntimo, más humano de los cultores del “deporte rey” en Chile. Citamos,como ejemplos:BromasÉrase los días de la Dictadura Militar en Chile y Caszely, intocable, jugaba con fuego, pero en broma. Según apuntó Deporte Total, al volver de un amistoso en Perú, el ‘Rey del metro cuadrado’ fue consultado en el aeropuerto sobre alguna novedad que contar. Caszely manifestó: ‘Sí, anda tras de mí el CNI’, dejando pálido al reportero por semejante confidencia. Segundos después, y para que no cundiera el escándalo nacional por una persecución de la policía secreta al ídolo nacional, el Chino soltó el chiste:‘CNI, pues… Club Nacional de Iquitos del Perú… ¡ah, y también quieren contratar a Mario Osbén!’” (págs. 253-254).AmigosLa amistad puede traspasar los colores de la camiseta. Los mundialistas Ronald Fuentes y José Luis Sierra cimentaron una gran relación mientras fueron jugadores activos: “…doblemente meritorio, si consideramos que juega en el archirrival de Colo-Colo.Recuerdo que una vez, en el Nacional, yo estaba con tarjeta amarilla y en una jugada llego tarde y lo derribo (a Fuentes) en forma bastante aparatosa, pero me salvé porque Ronald,en lugar de quedarse en el suelo, se paró de inmediato.Después supe que en el vestuario azul le reprocharon: ‘¡Claro, güevón, te paraste altiro porque era tu amigo el Coto!...’”,comentaba Sierra.
          ×

          Dispositivos de lectura compatibles

          Descarga gratis la aplicación de lectura necesaria para PC o dispositivos móviles.
          Verifica si tu eReader es compatible con Bajalibros