1. Inicio
  2. JUVENILE NONFICTION / Comics & Graphic Novels / General
  3. Estaba la pájara pinta sentada en el verde limón

Estaba la pájara pinta sentada en el verde limón Albalucía Ángel

Estaba la pájara pinta sentada en el verde limón

$84.99

Medios de pago

    Estaba la pájara pinta sentada en el verde limón

    Editorial: Ediciones B Grupo Z

    Idioma: Español

    ISBN: 9789588850573

    Formatos: ePub (con DRM de Adobe)

    Compatibles con: Windows, Mac, iOS, Android & eReaders

    $84.99

    Medios de pago
      Estaba la pájara pinta sentada en el verde limón Albalucía Ángel

      Estaba la pájara pinta sentada en el verde limón

      $84.99

      Medios de pago

        Estaba la pájara pinta sentada en el verde limón

        Editorial: Ediciones B Grupo Z

        Idioma: Español

        ISBN: 9789588850573

        Formatos: ePub (con DRM de Adobe)

        Compatibles con: Windows, Mac, iOS, Android & eReaders

        $84.99

        Medios de pago
          Sinopsis
          Vendrán seguramente de Tailandia. Imposible. Se ve por elplumaje, dijiste dando una chupada profunda al cigarrillo, y lasvolutas se fueron dispersando: se quedaron inquietas, vagarosas,moviéndose al garete, y a gran distancia lo demás. La silla roja,tu chaqueta colgando, la camisa. Todo impecable, perfecto,todo en orden. Las líneas rectas delimitando la ventana, lascurvas enredándose en la chimenea, dando una vuelta por elatizador; desenroscándose en la lámpara Coleman que colgabadel cielorraso, ya sin aire, y difundía apenas un resplandordescolorido. La pared blanca, blanquísima. Un ligero calambrecaminándome por la palma de la mano, moví los dedos: ¿tienescalambre?, sí: siempre me da en el lado izquierdo, y entonces tucabeza se levantó algunos centímetros, ¿así? Todo armonioso,en calma. Todo pintado de felicidad y camuflado por ese aromaa ruda que penetraba a rachas desde el río (el canto de laschicharras) como si no supiéramos la farsa, el juego, la trampacolocada con precisión de artífice. Yo no me creo la historiaque ellos cuentan, que se la traguen los pendejos, fueron ellos:no te la creas nunca: claro que no, te aseguré mientras oía el ruido del arrayán que el viento batuqueaba contra los tanquesde agua, y te miré los ojos de ese color extraño, brillantespor la fiebre, mientras seguías diciendo cosas y disponiendode mi miedo como si en realidad lo que tuvieras en la manofuera otra vez mi sexo descubierto y penetraras en él, comobuscando. ¿Qué buscabas? ¿Cuál era el hilo que te sacó dellaberinto con paso tan seguro? ¿Por qué decidiste abatir elgran secreto? Dime. Ahora que todo viene y va como unarueda de molino, se deshace en partículas, gira, se agranda y seachiquita, es ahora el momento de saberlo.
          ×

          Dispositivos de lectura compatibles

          Descarga gratis la aplicación de lectura necesaria para PC o dispositivos móviles.
          Verifica si tu eReader es compatible con Bajalibros